viernes, 15 de enero de 2010

LA MINA DE SAL. WIELICZKA

Las minas de sal de Wieliczka (49°58′45″N 20°3′50″E49.97917, 20.06389), (fotos) perteneciente al área metropolitana de Cracovia, Polonia. Alcanzan una profundidad de 327 metros y su longitud supera los trescientos kilómetros. Reciben el sobrenombre de "la catedral subterránea de la sal de Polonia".
Es una de las minas de sal activas más antiguas del mundo. La más antigua está en Bochnia, también en Polonia, a veinte kilómetros de Wieliczka.
Estas minas incluyen un recorrido turístico de 3,5 kilómetros que contiene estatuas de personajes míticos e históricos, esculpidas en la roca de sal por los mineros. Incluso los cristales de los candelabros están hechos de sal. También hay cámaras y capillas excavadas en la sal, un lago subterráneo y exposiciones que ilustran la historia de la minería de la sal. Recibe unos 800.000 visitantes al año.
Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes usaron las minas como almacén de guerra.
En 1978, las minas de sal de Wieliczka fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
http://es.wikipedia.org/wiki/Minas_de_sal_de_Wieliczka


A 14 kilómetros de la ciudad de Cracovia se encuentra uno de los mayores y más antiguos establecimientos industriales de Europa: las Minas de Sal de Wieliczka. Estas cuevas salíferas funcionan como tales desde el siglo XIII.
El recinto consta de nueve niveles y en cada uno de ellos, se encuentran esculpidos en sal, diversos altares, estatuas y numerosos objetos de arte. De todo lo que puede verse en las dos horas que dura la visita guiada, los espacios que más impactan son la Capilla de San Antonio y el Altar mayor de la Bienaventurada Kinga (una virgen que despierta gran devoción entre los polacos). Ésta última a su vez, alberga una serie de imponentes arañas que son en sí mismas un espectáculo aparte, ya que cada uno de los caireles que la forman son de sal y fueron tallados a mano, por los trabajadores de la mina, en los momentos de descanso.
La obra que quizás más llame la atención, es la réplica en altorrelieve de “La Última cena” de Leonardo Da Vinci.

http://www.diariodelviajero.com/europa/minas-de-sal-de-wieliczka-un-tesoro-subterraneo

1 comentario:

carlos martinez dijo...

excelente trabajo el de los mineros de Wieliczka, un buen ejemplo para los pretendientes a "artista"

LIBROS DE MINERALES

LIBROS DE MINERALES