lunes, 10 de noviembre de 2008

PETROLEO DE LA LORA DE BURGOS

PETROLEO DE LA LORA DE BURGOS
DATOS HISTÓRICOS DEL PETROLEO DE LA LORA DE BURGOS, Ayoluengo: más de 40 años de extracción petrolífera en España JUAN VICENTE SANTAMARÍA GIL. Profesor de Geografía e Historia.
El 6 de Junio de 1964 el municipio burgalés de Sargentes de la Lora saltaba a las primeras páginas de los noticiarios: el pozo Ayoluengo I había escupido los primeros barriles de oro negro. Había pasado mucho tiempo desde que en 1859 el Coronel Drake perforase en Titusville (Pennsylvania) el primer pozo de petróleo de la historia.Los primeros intentos serios de extracción de petróleo en España remontan a 1942 cuando se constituye la E.N. ADARO de prospecciones mineras, bajo la tutela del INI.
En 1958 la Ley de Hidrocarburos da un nuevo impulso a los sondeos.El resto es historia: en el Páramo de La Lora, en las frías tierras del noroeste de Burgos que por aquel entonces solo producían patatas y emigrantes hacia Vizcaya, los pozos Ayoluengo perforaban sin cesar el subsuelo (hasta 30 pozos en los primeros tres años). Era el tiempo del crecimiento económico español y de los Planes de Desarrollo. Sin embargo, las expectativas iniciales se apagaban a medida que los pozos se iban agotando. El principal problema era la fragmentación del yacimiento, que impedía una explotación comercial rentable.En los años 70 se descubren yacimientos en la plataforma costera de Tarragona. La tercera zona productora de crudo en España es la más reciente y todavía está en fase de preparación. Es la plataforma costera canaria, frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura.
En 2007 se iniciará la explotación por parte de Repsol, concesionario de los yacimientos. El petróleo de La Lora. Pero mientras llega el futuro en Canarias volvamos a Burgos, a La Lora. Durante estos cuarenta años nunca se ha dejado de extraer crudo, en total unos 19 millones de barriles. Lo sorprendente es que los técnicos calculan las reservas entre 80 y 100 millones de barriles. Las razones de esta pobre explotación son la fragmentación del yacimiento y su baja calidad. Así, desde que en 1990 Repsol pasó a controlar los yacimientos inicialmente explotados por la norteamericana Chevron, más de la mitad de los pozos, los menos rentables, han sido abandonados.

Los yacimientos de La Lora cuentan con una planta de tratamiento del crudo que permite separar el agua y el gas (utilizado para hacer funcionar a las bombas de superficie, los populares “caballitos”) y Repsol los ha utilizado como campo de prácticas donde entrenar a sus técnicos y operarios.
En 2002 Repsol vendió la mayoría de las acciones de la explotación a la británica Northern Petroleum y los aproximadamente once pozos en activo producen unos 165 barriles de crudo diarios, suficientes para sufragar los gastos de explotación en espera que el precio del petróleo suba o se descubran las bolsas de gas que se cree están almacenadas en el subsuelo. Northern tiene derechos para explorar zonas aledañas como Huidobro y espera aumentar la producción hasta los 350 barriles diarios.

La composición química de este petróleo, que estropeaba los catalizadores de las refinerías, hace que se comercialice en bruto como combustible industrial, empleado por industrias del vidrio de Cantabria (Vicasa, Cesa) y el País Vasco.http://www.gh.profes.net/archivo2.asp?id_contenido=41493Otras webs:http://robertde.nireblog.com/post/2007/08/13/petroleo-en-espana

LIBROS DE MINERALES

LIBROS DE MINERALES