sábado, 10 de enero de 2009

LOS LAGOS DEL PASADO: EXPOSICIÓN


El INSTITUTO GEOLÓGICO y MINERO de ESPAÑA (IGME).
Está desesarrollando un proyecto interesantísimo tanto GEOLÓGICO como PALEONTOLÓGICO con conferencias y exposición: 10nov 2008 - 30ene 2009 Sobre LOS LAGOS DEL PASADO...

En la actualidad muchas de las rocas sedimentarias que constituyen las formaciones geológicas de nuestro país tuvieron su origen en lagos. Desde la antigüedad estas rocas se han utilizado para distintos fines: explotaciones de lignitos y carbones para obtener energía; extracción de materiales calizos que se han utilizado como materiales de construcción; cuando eran ricas en materia orgánica, se han cocido a grandes temperaturas para obtener betunes; se han disgregado para conseguir materiales con interés industrial como partículas absorbentes, filtrantes, etc.
Aunque sus rocas se explotan por su interés económico, los “lagos del pasado” encierran una historia muy poco conocida, que es la de miles de organismos de animales y plantas que vivieron en su interior o en sus alrededores que tras su descubrimiento en estado fósil, nos dan información sobre cuáles eran las condiciones de vida dentro de las aguas y en sus proximidades, de cómo se relacionaban entre ellos y de qué climas existieron en el pasado.
Con esta exposición los investigadores del Instituto Geológico y Minero de España pretenden divulgar el trabajo y conocimiento que se ha acumulado en los últimos 100 años sobre los Lagos del Pasado, cuyos testigos fósiles se custodian en el Museo Geominero. Es un viaje que termina en la actualidad cuando visitamos las lagunas de Siles ( Jaén ) y Gallocanta ( Zaragoza ), el lago de Sanabria ( Zamora), o nos acordamos de la desecada laguna de La Janda en Cádiz; pero que empezó hace más de 300 millones de años con los primeros lagos conocidos del Carbonífero.
Los dinosaurios fueron los auténticos dominadores de la Cuenca de Cameros en la Rioja. Durante muchos millones de años, las orillas de los lagos y ríos del Cretácico fueron pisoteadas por estos organismos descomunales. Sus huellas nos enseñan quiénes eran, cómo se movían y con quién…en definitiva, cómo fue su vida y su tiempo.
Durante el Cretácico Inferior se desarrollaron en la Península Ibérica y por causa geológicas, importantes zonas continentales húmedas bajo un clima intertropical. Actualmente encontramos fosilizados en depósitos carbonatados muchos de los animales y plantas que vivieron entonces, hace 120 millones de años. Dos de los paleoecosistemas mejor estudiados de la época se desarrollaron en la Serranía de Cuenca, en Cuenca, y en la Sierra del Montsec. Los numerosos fósiles hallados nos han permitido tener una visión de las interacciones entre organismos que vivían alrededor y dentro de estos lagos…

LIBROS DE MINERALES

LIBROS DE MINERALES